fbpx
MATERNIDAD

PRESCINDIBLES PARA BEBÉ RECIÉN NACIDO (0-3 MESES)

Mi mejor acompañante de grabación

La semana pasada compartí con vosotras en este post cuáles fueron para nosotros nuestros imprescindibles los 3 primeros meses de vida de Tiago, y os comenté que haría lo mismo hasta llegar a los 12 meses y que también os hablaría de los prescindibles en cada una de las etapas.
Hoy precisamente os voy a hablar de los productos que nosotros no utilizamos en esos 3 primeros meses. Pero, ¡ojo! porque alguno lo hemos usado en meses posteriores.

  • El primero sin duda tenía que ser la cuna de colecho. Fue lo primero que compramos en el embarazo porque yo tenía claro que quería dar el pecho y era la opción que veía más cómoda en mi cabeza, además de que tiene múltiples beneficios para el bebé. De esos beneficios se está aprovechando pero la cuna la tenemos en el baño!! Tiago, es un bebé que necesita mucho contacto; en el hospital no quería la cunita que les ponen y durmió conmigo en la cama la mayor parte del tiempo. Desde entonces sigue siendo así. Duerme en nuestra cama y si os soy sincera, lo disfruto, y dando el pecho a un niño tan «tragoncete» me resulta muy cómodo porque cuando tiene hambre se engancha y yo sigo durmiendo. Seguro que escucharéis muchas frases tipo “a ver cómo lo pasas luego a su habitación”, “ya es hora de que duerma solo en su habitación”,etc etc y yo siempre respondo lo mismo: cada niño tiene sus necesidades y no me marco límites ni tiempos por lo que la sociedad considere que es lo correcto. Yo me guío por mi instinto y nada más.
  • Zapatos: os tengo que reconocer que esto es un tema que me chirría bastante. Me agota escuchar que si le va a coger el frío por los pies, que si luego no va a querer zapatos y bla bla bla. Los niños no necesitan zapatos hasta que comienzan a caminar (y en ese momento solo en la calle). Otra cosa es que queramos ponérselos porque nos gusta verlo con todos los accesorios (algo completamente respetable), pero es solo eso, el gusto de los papis. De hecho, ellos necesitan tener el pie descalzo porque a través de la planta del pie reciben mucha información y les ayuda a buscar el mejor punto de apoyo. Cuando Tiago nació iba con los pies al aire, excepto si hacía un día más fresquito que le poníamos unos calcetines de algodón. Pero en casa, siempre descalzo.
  • Chupete. ¿Y si os digo que los odio? Y eso que en el embarazo compré chupeteros personalizados e incluso algún chupete, pero cuando me informé bien sobre la lactancia materna fui cambiando mi opinión, y Tiago hizo el resto. Aún ahora con 10 meses me encuentro con frases tipo “quiere chupete”’cuando lo ven meterse la mano en la boca. Y aunque me chirría, realmente siento lástima, porque no tienen ni idea de lo que están hablando. Sino sabrían que los bebés descubren a través de sus manos y necesitan saborear y experimentar. Los primeros meses reconozco que me lo hicieron pasar muy mal con el tema chupete, incluso dentro de la familia, agobiándome con que tenía que dárselo. Pero Tiago fue el que les contestó. Nunca quiso chupete. Tuvo varios distintos, podía tenerlo un minuto y lo escupía, así que no, NO USA CHUPETE Y NO PASA NADA. Al final el chupete es un invento para liberar a los padres cuando el niño llora, se lo enchufan y muchas veces consiguen relajarlo. Pero ese bebé lloraba por algo, estaba demandando algo que no le están dando. Yo respeto por supuesto que cada uno haga lo que crea mejor para su bebé, pero me gustaría que también hicieran lo mismo conmigo. La verdad es que es un tema que me lo ha hecho pasar muy mal en determinados momentos. Ahora ya me da igual, Tiago es un bebé feliz sin chupete y con la teta de su madre.
  • Nido o cuco. En la misma línea de la cuna. Nunca le gustó en sus primeros meses de vida. Si que es verdad que más adelante lo usó en alguna ocasión. Así que es un producto que no veo necesario desde el nacimiento.
  • Biberones. En mi caso, en el embarazo compré algunos por si la lactancia materna no iba bien y ahí siguen, en sus cajitas sin estrenar. Tremenda tontería. Si decidís dar lactancia materna y luego necesitáis algún bibe, ya tendréis tiempo de comprarlos.
  • Cojín de lactancia. Lo usé muchísimo en el embarazo, y cuando digo muchísimo me quedo corta. Desde el 4 meses ya no podía dormir sin él, pero en los primeros meses de vida no lo veo como algo fundamental. Puede ser porque Tiago para mí era peso pluma y podía sostenerlo en brazos sin problema. En los siguientes meses, cuando ya pesaba más si que se convirtió en algo fundamental, y a día de hoy seguimos usándolo.
  • Peluches con música/luces. Otro tema que genera mucha polémica y me ha generado quebraderos de cabeza por no respetar mi opinión. Tiago no tiene juguetes con música y luces porque los bebés no los necesitan. Ya tiene suficiente estímulo en lo que les rodea y no es bueno producir una sobreestimulación. Además de que tienen que ser ellos los que vayan incluso provocando ruidos y sonidos al interactuar con objetos. Tiago en los primeros meses dormía muy muy poco y me hablaron muy bien de los peluches que tenían los llamados “ruidos blancos” que se supone que relajan al bebé (por ejemplo el sonido de la lluvia o del corazón). Os resumo diciéndoos que la que se dormía era yo, pero Tiago seguía con su fiesta a mi lado, así que para nosotros son completamente prescindibles.
  • Ropa en exceso. Aquí caemos todas. De este tremendo error no se salva ninguna. Nos volvemos locas con la ropa para nuestro bebé, haciéndole desde el embarazo un armario digno de un mini influencer y después, cuando vemos que la mayor parte de esa ropita se queda sin estrenar, nos da rabia. En el post de la semana pasada tenéis la ropa que para mí es imprescindible en esos 3 primeros meses (puedes leerlo aquí).

Estos han sido los productos que nosotros no hemos utilizado, pero que seguro que muchas si lo habéis hecho o lo haréis. Y estará bien. Cada mamá decide qué es lo mejor para ella y su bebé y debemos respetarlo. Nosotras nos guiamos por nuestro instinto y ese NUNCA FALLA.


¡Espero que os sirva de ayuda! ¡Nos vemos en el siguiente post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Privacidad y cookies: este sitio utiliza cookies. Al continuar utilizando este sitio web, aceptas su uso. ACEPTAR

Aviso de cookies