fbpx

NUESTRO PRIMER VIAJE EN TREN

Nuestro primer viaje en tren

Y digo «nuestro» porque sí, era la primera vez de Tiago, pero también la mía como mamá, así que ambos nos enfrentábamos a una experiencia desconocida (a pesar de que he viajado miles de veces en tren, no es lo mismo hacerlo con un bebé).

En Instagram (@sincerely.be) os he contado en alguna ocasión que a Tiago no le gusta ir en coche. Y por eso cada viaje que hago sola con él genera en mí cierto nerviosismo. Ya he vivido varios con él a gritos y creedme que se pasa muy muy mal 🙁

La semana pasada tenía que ir a Vigo por varios temas (proyectos que están surgiendo y que aún no puedo avanzar pero que estoy segura de que os van a gustar y a servir de ayuda) y se me ocurrió que podía dejar el coche e irnos en tren. Como os digo nunca había viajado con Tiago y por lo tanto no sabía si había sitios concretos para llevar la silla. Compré los billetes el día anterior en la web de Renfe y vi una opción que era «Servicio Atendo». En el desplegable ponía la opción de «Persona con cochecito de bebé» y decidí activar esa casilla (no conlleva ningún coste extra en el billete). En cuanto hice la compra me llegaron dos sms a mi móvil informándome que había solicitado ese servicio y que estuviera con un poco de antelación en la estación.

Llegamos con 15 minutos de antelación y cuándo fuimos a pasar el control para acceder a las vías, el de seguridad me preguntó si era Berta. Yo me asombré porque no me lo esperaba y me dijo que la persona de Atendo le había preguntado si ya había llegado y que la iba a avisar, que la esperara en la vía. A los dos minutos llegó una mujer super atenta y agradable y le comenté que era la primera vez que viajábamos en tren y que desconocía dónde poner la silla. Ella me explicó la normativa de la empresa que dice que para subir y bajar del tren la silla o capazo siempre tiene que ir sin el bebé dentro porque si la persona que lo sube sufre algún tropiezo o caída imaginaros si el bebé va dentro!!. Una vez dentro del tren, la silla siempre tiene que ir plegada en la zona de equipajes y el bebé en brazos. Pero hay excepciones. El día y la hora a la que viajábamos (y teniendo en cuenta que Pontevedra – Vigo son 15 minutos de trayecto) no había mucha gente, por lo que me dijo que iba a ponernos en otro vagón sin tener que plegar la silla. Cuando llegó el tren cogí a Tiago y ella se encargó de subirme la silla y colocarla de forma que no molestara a los demás pasajeros.

Tiago a estas alturas ya la había enamorado con su sonrisa de pillo seductor y una vez en el vagón, siguió su conquista con los pasajeros más cercanos jajaja.

Parece un «homiño» mayor

Fue encantado mirándolo todo y alucinando con el paisaje. Cuando nos dimos cuenta ya habíamos llegado a Vigo. En cuanto el tren se detuvo y se abrieron las puertas subió otra mujer del servicio Atendo y me explicó que iba a desplegar una rampa para poder bajar la silla. Cuando fui a cogerla; porque al poner una rampa yo podía bajarla sin problema, me dijo que se encargaba ella y me acompañaba hasta la entrada de la estación. ¡Otra mujer sumamente encantadora y profesional!. Me dio un sobre con una encuesta para valorar el servicio y me dijo que se la podía dar a la compañera que estaría en nuestro viaje de vuelta a Pontevedra.

Después de todas las gestiones en Vigo, llegamos a la estación con 45 minutos de antelación que me venían de maravilla para comer algo (eran las 16h y aún no había podido comer nada). Nada más entrar me vino una señora de Atendo para decirme que ella se iba a ocupar de la silla. Le comenté que iba a la cafeteria y me dijo que me iría a buscar allí cuando abrieran el acceso a las vías. Y así fue. Al igual que por la mañana, ella se encargó de todo y nos colocó en un vagón en el que pude llevar la silla sin plegar.

Hora de merendar!

En este viaje Tiago decidió mamar y se quedó dormido 5 minutitos antes de llegar a Pontevedra. Al llegar ya nos estaba esperando otra mujer que nos acompañó hasta la entrada de la estación.

5 minutitos son suficientes para cargar las pilas

Se lo dije a ellas y quiero hacerlo público porque el trato fue maravilloso y profesional y quizás alguna de vosotras desconoce que existe este servicio en Renfe. ¡Si viajas sola con tu bebé es una gran ayuda!.

Esperando a que llegara el tren

¿Conocíais el servicio Atendo? ¿Lo habéis utilizado? ¿Cuál ha sido vuestra experiencia? ¡Os leo!

Antes de que me lo preguntéis me adelanto…jiji nuestra silla es la Bexa Ultra que compramos en Marabico y con la que estamos encantados!. Su perfil de instagram es @marabico. Y la Bolsa es de @petuniapicklebottom_esp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web solo usa cookies con tu consentimiento explícito El acceso a este sitio Web puede implicar la utilización de cookies propias y de terceros. Usamos cookies para darte un mejor servicio. Antes de seguir navegando, puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando la política de cookies. En cualquier momento, puedes cambiar el consentimiento tal y como se explica en el apartado "Deshabilitar, rechazar y eliminar cookies” ACEPTAR

Aviso de cookies