fbpx
RECETAS

CROQUETAS DE BONIATO

Croquetas de boniato y ensalada de quinoa con cúrcuma

Desde pequeña siempre me han apasionado las croquetas (diría que son uno de mis platos favoritos), así que que mejor que inaugurar esta sección de mi blog con una receta de croquetas ¡rápidas, sanas y deliciosas!

El Boniato, también conocido como batata, se caracteriza por su alto valor nutritivo, su bajo contenido en grasa y su sabor dulce. Es un alimento rico en hidratos, proteínas, vitaminas y minerales. Vamos que es super completo y beneficioso para nuestra salud.

Y si nos centramos en el embarazo o la lactancia, cuando la mujer necesita un elevado contenido de ácido fólico, lo podemos conseguir con el consumo de este tubérculo.

A continuación os dejo con la receta. Yo no puedo tomar gluten ni lactosa, pero vosotr@s la podéis adaptar sin problema.

Ingredientes

  • 2 Boniatos
  • 100 gr de jamón serrano en taquitos.
  • 100 gr de queso sin lactosa en daditos.
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Pan rallado sin gluten
  • Nuez moscada (opcional)

Preparación

Croquetas listas para freír
A puntito de pasar por la sartén
  1. Cocemos durante 20 minutos (o hasta que al pincharlos estén blanditos y se partan fácilmente) los boniatos que previamente hemos pelado y cortado en trozos.
  2. Los sacamos del agua, escurrimos y machacamos bien con la ayuda de un tenedor. Veréis que queda como una masa cremosa similar a una bechamel.
  3. Añadimos sal al gusto y si queréis también nuez moscada.
  4. Doramos en una sartén con un poco de AOVE el jamón serrano en taquitos.
  5. Añadimos el jamón serrano a la masa de boniato y la dejamos enfriar en un plato llano en la nevera, igual que haríamos con la bechamel tradicional.
  6. Una vez que está fría, hacemos las croquetas dándole forma de bolita o rectangular;al gusto de cada un@ y añadimos en cada una unos trocitos de queso, intentando que queden bien cubiertos por la masa.
  7. Batimos los huevos y pasamos cada croqueta por ellos para después rebozarlas en el pan rallado. Si queréis que queden más crujientes repetid este paso.
  8. Calentamos aceite de oliva en una sartén y freímos, dándoles la vuelta y vigilando que no se quemen.
  9. Las pasamos a un plato con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.
  10. Las servimos y ¡a disfrutarlas!.

Como acompañamiento en esta ocasión me decanté por una ensalada de quinoa, pimientos, calabacín y tomate con cúrcuma, pero podríais elegir lo que más os apetezca (ensalada de brotes verdes, arroz integral, verduras asadas…).

Ensalada de quinoa blanca y roja con pimientos, tomate, calabacín y cúrcuma.

***Modificaciones

  • Podéis antes de empaparlas en huevo batido, pasarlas por un poco de harina.
  • Podéis sustituir el huevo por una mezcla de agua y harina que quede en consistencia similar al huevo batido.

Si hacéis la receta y la publicáis en Instagram, me encantaría que me etiquetaseis (@sincerely.be) para poder compartirlas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Privacidad y cookies: este sitio utiliza cookies. Al continuar utilizando este sitio web, aceptas su uso. ACEPTAR

Aviso de cookies