fbpx

CRISIS DE LACTANCIA Y SUEÑO

Hace unos días os contaba en un post en mi instagram @sincerely.be que estamos pasando una crisis de lactancia y sueño y estoy agotada. A raíz de ese post, Marisol, mi asesora de lactancia de Les mums lactancia me propuso tener una asesoría para ver qué podía estar sucediendo. Y en ese momento pensé ¡cómo no lo había pensado antes! Nos acordamos de ellas cuando tenemos grietas, mastitis, obstrucciones, al inicio de la lactancia…y cuando vivimos estas situaciones nos olvidamos que están ahí, para acompañarnos y ayudarnos.

Estos días he recibido algunos mensajes en los que directamente me decían que dejara la lactancia materna. Así sin más. Porque sí. Sin buscar el motivo de estos cambios, sin buscar ayuda. ¿Por qué voy a dejar algo que nos hace felices a Tiago y a mí? En todos los ámbitos de mi vida, siempre que hay algún problema, contratiempo, enfermedad…siempre busco la causa, no pongo “tiritas” que tapen el problema.
Y en este caso no iba a ser distinto. Puede ser que mi experiencia ayude a mamis que están pasando por algo similar y por eso quiero compartirlo con vosotras.

En la asesoría hemos ido punto por punto hablando de nuestra rutina diaria, tanto en tema de lactancia como de sueño y la conclusión ha sido que lo estamos haciendo bien. Estamos siguiendo los ritmos que Tiago nos pide. Respetando sus ventanas de sueño, con una lactancia materna a demanda, haciendo actividades que le hagan quemar energía… ¿pero entonces por qué estamos viviendo esta crisis?
Aquí hay varias opciones:

  • crisis de los 2 años adelantada. De repente quieren mamar a todas horas.
  • Hambre. Tiago come muchísimo y desde que se duerme a las 20h y hasta que se despierta a las 7-7:30h pasan bastante horas sin alimento sólido pero sí con lactancia.
  • Pesadillas. Me preguntaba si había tenido alguna caída, alguna situación concreta últimamente que le pueda estar provocando ésto.
  • Dientes. Hace unas semanas coincidió que estaban 3 dientes saliéndole a la vez y a día de hoy el colmillo aún está en ello. Los dientes por la noche parece que duelen más.

Después de analizar cada una de ellas, Marisol me aconsejó lo siguiente:

  • Tiago cena a las 19h y después va al baño. A las 20h está listo para dormir. Al salir del baño ofrecerle algo de comida, tipo plátano para que quede más saciado y reduzca un poco las tomas nocturnas.
  • En el baño echarle sal gruesa para ayudar a relajarlo. Se llena la bañera con agua y sal y después tenemos que vaciarla para enjuagarlo.
  • Ponerle en el colmillo que está saliéndole una crema natural para que le ayude a aliviar el dolor.
  • Todos los paseos por la calle hacer que queme energía (correr, saltar, jugar, ir en bici, caminar) para ayudar a que queme toda la energía. Esto ya lo hacemos así. Usamos la silla lo mínimo.
  • Para mis pezones que tienen pequeñas lesiones me recomendó echar una crema 3 veces al día después de la toma.

¡Vamos a poner en marcha todos estos consejos y os iré contando!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta página web solo usa cookies con tu consentimiento explícito El acceso a este sitio Web puede implicar la utilización de cookies propias y de terceros. Usamos cookies para darte un mejor servicio. Antes de seguir navegando, puedes cambiar la configuración u obtener más información consultando la política de cookies. En cualquier momento, puedes cambiar el consentimiento tal y como se explica en el apartado "Deshabilitar, rechazar y eliminar cookies” ACEPTAR

Aviso de cookies