fbpx
DOG FRIENDLY

CÓMO PREPARAMOS A GOSSA PARA LA LLEGADA DE TIAGO

Con las ecografías de Tiago en la semana 14

Si os digo la verdad, Gossa nos preparó a nosotros.

Tener una mascota es una responsabilidad tan grande como tener un hij@. Depende de ti, necesita tus cuidados, tus mimos, tu compañia, tu amor y a cambio él/ella te da sin duda la compañía más fiel y sincera que tendrás durante sus años de vida. Siempre lo digo, las mascotas (no me gusta llamarl@s así, prefiero llamarl@s compañer@s de vida o hij@s de 4 patas) deberían ser eternas.

Esta foto me encanta. Nos la hizo mi amiga Uxía @nice_moments_ y me encanta!!

Yo me considero mamá desde el 23 de agosto de 2015 que Gossa llegó a mi vida. Por eso, desde entonces, ese día celebro mi cumpleaños pero también los años que hace que Gossa está con nosotros.


Durante todos los tratamientos de FIV ella fue mi mejor apoyo; siempre a mi lado acompañándome en silencio, lamiéndome, obligándome a salir cuando no me apetecia y convirtiendo esa “obligación” en la mejor vía de escape para esos duros momentos.

Nos encanta la playa en cualquier estación


Desde que empezamos a buscar el embarazo lo que más me preocupaba era el bienestar de Gossa. En ningún momento quería que se sintiera desplazada o con menos atención por mi parte. Ella es mi primera hija, mi “niña” grande, y por eso lei, lei mucho sobre el tema de cómo preparar a un perro para la llegada de su herman@ bebé.


Ella siempre tuvo permiso para subir a nuestra cama, dormir en ella y estar donde nosotros estábamos, por lo que es algo que no iba a cambiar.
No hizo falta decirle que en unos meses iba a convertirse en “hermana mayor” porque la sorpresa nos la dio ella anunciándonos que íbamos a ser papás (os lo contaré en detalle en posts sucesivos y vídeo de Youtube. Si no estáis suscritos, podéis hacerlo AQUÍ).

Ella también opinaba de la repita que le estábamos comprando a su hermanito


Desde ese momento cada paso que dábamos en el tema “bebé” la hacíamos partícipe: preparar la habitación, probar el cochecito por la casa, comprar la ropa del bebé y dejar que la oliera,… Es curioso porque la habitación que ahora es de Tiago nunca le había llamado especialmente la atención, pero fue empezar con los preparativos y se convirtió en una de las que más tiempo pasó durante el embarazo y ahora también (tiene una cama allí, al lado de la cuna).


Respecto a sus rutinas, me esforcé en que no cambiaran mucho; seguí paseando con ella todos los días del embarazo (lo único que tuve que reducir un poco fueron los km) porque mi intención era seguirmanteniendo las mismas rutinas una vez que Tiago estuviera con nosotros. Si la rutina con vuestra mascota va a cambiar mucho os aconsejo que la vayáis habituando desde el 2 trimestre del embarazo, así cuando llegué el bebé no asociará el cambio a él.

Sumando Km juntas


Por desgracia no me libré de la típica pregunta de ¿qué vas a hacer con Gossa cuando llegue el bebé? ¿Cómo que qué voy a hacer con Gossa? ¿Acaso alguien abandona o se deshace de su primer hij@ cuando llega el 2?.

Quiso a Tiago desde su primer segundo en mi barriga


Para no hacer este post eterno, porque cuando cojo carrerilla no paro…os cuento y enseño más fotos en el vídeo de mi canal de Youtube!


¡Gracias por leerme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Privacidad y cookies: este sitio utiliza cookies. Al continuar utilizando este sitio web, aceptas su uso. ACEPTAR

Aviso de cookies